twitter   facebook   linkedin

  • Inicio
  • Blog
  • Formación del capital humano en las empresas gráficas como ventaja competitiva

Formación del capital humano en las empresas gráficas como ventaja competitiva

El sector de la comunicación gráfica ha sido uno de los más expuestos a los cambios tecnológicos de los últimos tiempos. Las nuevas tecnologías han afectado de manera directa a los procesos de producción, pero sobre todo, han modificado el producto y el servicio demandado por el mercado. Las necesidades no son las mismas y las empresas debemos de adaptarnos a esa nueva demanda si queremos permanecer y desarrollarnos en este nuevo entorno tan cambiante.

Buntstifte für die Schule bilden eine Welle Business Thema Konjunktur

Por una parte, las empresas se han visto obligadas a involucrarse en inversiones tecnológicas de gran envergadura, y aún a pesar de estas inversiones, en estos momentos hemos llegado a un punto en que la innovación en nuevos productos, servicios o modo de comercializarlos puede suponer el ser o no ser de la empresa.

En el sector de las artes gráficas, como en cualquier otro tipo de actividad, el proceso de innovación en la empresa es el único modo de diferenciarnos sobre nuestros competidores y de sobrevivir en el mercado.

El propio plan estratégico de la empresa debe contemplar la gestión de la innovación como elemento fundamental, a la vez que debe de involucrar a todo el personal de la misma, puesto que la innovación puede darse en cualquier ámbito de la empresa, productivo, comercial, de gestión, etc.

Lo que sí tienen en común los cambios tecnológicos y los procesos de innovación en la empresa es que requieren de una formación de todo el personal implicado en los mismos.

El capital humano de las empresas debe de estar preparado para afrontar los nuevos retos a los que se enfrenta como resultado de estos cambios continuos que sufre el sector, por ello es fundamental que igual que invertimos en tecnología o en comercialización del producto, invirtamos en formar a nuestros equipos y prepararlos para no dejar pasar las oportunidades.

Todos coincidimos en que la formación es una herramienta para potenciar el capital humano, que genera una ventaja competitiva  que permitirá a los profesionales no sólo hacer mejor lo que hacen, sino además plantearse estrategias de futuro ante el cambio tecnológico y adaptarnos a este cambio. La adquisición de nuevos conocimientos y el perfeccionamiento técnico serán fundamentales para nuestro negocio de cara a la búsqueda de productos innovadores y de mayor calidad y por tanto de mayor valor añadido en un sector que sigue buscando fórmulas para reinventar la impresión y salir de la crisis. La formación puede ser el motor para aumentar la productividad

Nadie pone en duda que el capital humano es el principal valor de la organización y en muchísimas ocasiones la gestión de este capital es el gran “olvidado” en el día a día de la gestión empresarial.

Es importante involucrar a  todas las áreas de la organización en los planes de formativos,  desde el equipo de Dirección, área Comercial, área de Producción, departamento de Administración, Finanzas, etc. y el plan de formación deberá afectar a todos los miembros de la misma.

La estructura organizacional de la empresa determina el mayor o menor impacto de las decisiones adoptadas por las personas que forman la organización y que afectan al resto de la misma.

Así, las directrices fijadas por el equipo directivo, como son las líneas estratégicas, el modelo de dirección y productivo, etc. tienen un gran impacto en el resto de la organización.

Las estrategias marcadas por Responsables de departamentos tienen una influencia sobre un colectivo más reducido.

La actitud y aptitudes del personal técnico tienen un efecto sobre otro nivel de influencia.

Pero en cualquier caso, todas y cada una de las acciones de cada miembro de la organización va a influir y va a tener trascendencia en el resultado global de la compañía.

Lógicamente, la formación deberá de plantearse de forma diferente para cada colectivo, pues los objetivos a conseguir van a ser distintos.

En los perfiles directivos y de responsables de producción estaremos hablando de formación en áreas como:

Organización de la producción, basado en técnicas para la planificación, el control y la gestión de todos los procesos de producción gráfica. Para el equipo directivo es fundamental disponer de un procedimiento de trabajo que permita determinar la cantidad, el momento y la secuencia en la que se deben fabricar los productos en función de la capacidad productiva y de la demanda, para obtener la mayor productividad y rentabilidad posible.

Lean printing. Adoptar nuevas maneras de manegement que impliquen a toda la organización y cuyo propósito sea establecer procesos de mejora continua. En este aspecto es de gran interés la formación en Lean Printing, la aplicación a la industria gráfica de las técnicas de lean manufacturing. Esta metodología se basa en una colección de herramientas en un conjunto de principios, conceptos y técnicas diseñadas para eliminar los sobrecostes de producción y establecer un sistema de producción eficiente.

En perfiles de responsables de áreas de Administración y finanzas, las necesidades formativas deberán contemplar otros objetivos, como son:

Control de costes en artes gráficas. En este tipo de profesionales es fundamental el dominio de sistemas de costes que nos ayuden a determinar el precio-coste-margen de un producto, o un cliente, en definitiva a calcular con base doctrinal o científica los costes en los que incurre la empresa para fabricar, comercializar sus productos, y administrar dichos recursos.

En el área de Comercial, será necesaria formación específica en ventas y marketing. En esta área de conocimiento se están produciendo grandes cambios y las empresas tienen más dificultad de adaptación a la evolución continua que están generando los nuevos canales y soportes. Por ello, aquí se puede apostar por formar a los participantes en materias más “arriesgadas” que nos permitan penetrar mejor en el mercado, conseguir más clientes y la fidelización de los mismos, como podría ser:

Green Marketing Adoptar conceptos como la sostenibilidad para impulsar nuestro negocio. Los consumidores reclaman a las empresas una mayor atención al impacto que sus acciones producen en el medio ambiente. Las empresas deben responder a estos cambios en mercados e instituciones. El objetivo es manejar estas herramientas, dotando a sus empresas de la dimensión verde, ofreciendo conocimiento suficiente para entender los elementos clave, para planificar la conversión, para dar los primeros pasos.

 Redes Sociales. Todas las empresas necesitan tener visibilidad a través de las redes sociales, por eso es importante para los técnicos del área comercial saber gestionar las redes sociales más importantes en el entorno profesional.

A nivel productivo, y ya contemplando perfiles más técnicos, la formación continua para adaptarse a los nuevas tecnologías y los nuevos productos, es una necesidad determinante. En este aspecto, dependiendo del área de producción, ya sea preimpresión, impresión, acabados, etc. se deberán evaluar las necesidades y plantear la formación necesaria para cada colectivo.

Áreas donde es imprescindible que nuestros equipos estén perfectamente capacitados son:

Gestión de color. En el proceso de impresión es esencial el manejo de perfiles de color para la previsualización del color en pantalla, preparación de documentos para su impresión y anticipar el color de salida en las máquinas impresoras. La formación en esta materia debe de ser obligatoria a todos los profesionales que intervengan en el proceso productivo, tanto en preimpresión como impresión.

Preparación de artes finales para imprenta Es fundamental, previo a la impresión de cualquier trabajo una correcta elaboración del arte final y el prototipo de un producto gráfico así como la preparación de las indicaciones, archivos y materiales necesarios para su correcta reproducción. Un equipo perfectamente capacitado en esta materia evitará muchos errores de impresión, trabajos no adecuados y por tanto, ahorro de recursos.

Las nuevas tecnologías nos ayudan a trabajar más y mejor, por eso, nuestros equipos deberán estar siempre a la última en conocimientos de las herramientas que nos permiten esta mejora productiva, como por ejemplo en herramientas de Maquetación automatizada, Correcciones instantáneas. El dominio de las herramientas  necesarias para optimizar un producto editorial es fundamental en el proceso productivo.

De cara a la demanda de nuevos productos que requiere el mercado, las empresa deberán de adaptar su producto y reconducirlo a las nuevas necesidades del mercado aprovechando las nuevas tecnologías. Es indispensable formar a los  trabajadores para esta transformación, capacitándoles en las herramientas necesarias para la creación de nuevos modelos de producto, como es la Creación de publicaciones digitales.

En cualquier caso, cada organización es única y los planes formativos deben adecuarse a los objetivos y planes estratégicos de la empresa, pero siempre, es fundamental una eficiente gestión del capital humano.

En las organizaciones modernas el desarrollo de los recursos humanos pone a prueba su habilidad de cara a los desafíos de:

Obsolescencia de los conocimientos del personal: proceso por el que los empleados dejan de poseer el conocimiento o las habilidades necesarias para desempeñarse con éxito.

Cambios sociales y técnicos.

Tasa de rotación de los empleados.

El éxito en la gestión de la capacitación del personal de la empresa y el desarrollo de un plan formativo adecuado es fundamental, pero para lograrlo es necesaria  la adhesión de las personas clave que gestionan los puestos de trabajo de la organización.